ACCIDENTE VASCULAR CEREBRAL
ACCIDENTE VASCULAR CEREBRAL

Un Accidente Vascular Cerebral es una urgencia médica. Los ataques cerebrales suceden cuando se detiene el flujo sanguíneo al cerebro. En apenas unos minutos, las células cerebrales empiezan a morir. Existen dos tipos de ataques o eventos vasculares cerebrales. El tipo más común, llamado ataque cerebral isquémico, es causado por un coágulo sanguíneo que bloquea o tapona un vaso sanguíneo en el cerebro. El otro tipo, llamado ataque cerebral hemorrágico, es causado por la ruptura de un vaso sanguíneo que sangra hacia dentro del cerebro. Los "mini-derrames cerebrales" o ataques isquémicos transitorios, ocurren cuando el suministro de sangre al cerebro se interrumpe brevemente.

Los síntomas de un derrame cerebral son:

  • Entumecimiento o debilidad repentinos en el rostro, brazos o piernas (especialmente de un lado del cuerpo)
  • Confusión súbita, dificultad para hablar o entender
  • Problemas repentinos para ver con uno o ambos ojos
  • Dificultad repentina para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación de los movimientos
  • Dolor de cabeza súbito y severo sin causa conocida

Si tiene alguno de estos síntomas, debe ir rápidamente a un hospital para empezar un tratamiento. La terapia aguda para el ataque cerebral trata de parar el derrame disolviendo el coágulo o controlando la hemorragia

 

Para información y atención sobre rehabilitación del AVC o Ictus, contáctenos para ayudarle oportunamente

 

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/stroke.html

 


TRAUMATISMO CRANEO-ENCEFÁLICO
TRAUMATISMO CRANEO-ENCEFÁLICO

El Traumatismo Craneoencefálico (TCE) es definido como un intercambio brusco de energía mecánica que genera deterioro físico o funcional del contenido craneal, lo cual condiciona alguna de las manifestaciones clínicas siguientes:

  1. La confusión o desorientación
  2. La pérdida de conciencia
  3. La amnesia postraumática
  4. Otras anomalías neurológicas como los signos neurológicos focales, la convulsión y/o lesión intracraneal

Las consecuencias del TCE dependen de su gravedad inicial y localización así como de las complicaciones que puedan surgir. En terminos generales, las secuelas de un TCE pueden afectar en mayor o menor grado a una o varias de las áreas siguientes:

  1. Físicas, incluyendo discapacidad motora y/o sensitiva
  2. Cognitivas, con inclusión de las alteraciones de memoria, atención y juicio
  3. Conductuales, incluyendo las alteraciones emocionales y la conducta inadecuada
  4. Comunicativas, con las alteraciones de expresión y comprensión del lenguaje
  5. Afectación de esfínteres

La Lesión cerebral adquirida, sobre todo el TCE, es una de las principales causas de muerte y discapacidad en el mundo entero. Los datos epidemiológicos de incidencia de casos de TCE provienen de fuentes diversas y con información en muchas ocasiones incompleta. La incidencia es de 250-300 casos por cada 100.000 habitantes. En general, la máxima incidencia de TCE se presenta en el grupo de edad activa (15-35 años), siendo más frecuente en hombres (razón hombres:mujeres: 3-4:1). En la población más joven, los datos internacionales muestran que el 50% de las muertes infantiles son por traumatismo con una mayoría de TCE. La incidencia estimada de TCE infantil es de 185/100.000 hab/año con dos picos: antes de los 5 años y durante la adolescencia tardía.

 

Para mayor información sobre el manejo de los trastornos o lesiones derivadas de un TCE contáctenos para resolver sus dudas y orientarle en el tratamiento.

 

http://www.traumatismocraneoencefalico.com/

http://www.ferato.com/wiki/index.php/Traumatismo_craneal

Disfagia es el término médico que designa cualquier dificultad o molestia al deglutir (tragar). Una deglución normal se realiza en cuatro fases, en las que toman parte 25 músculos y 5 pares craneales (nervios) diferentes. Si comprende el mecanismo normal de la deglución, le resultará más fácil comprender por qué pueden surgir problemas.

La vista, el olor o el sabor de los alimentos y las bebidas generan la producción de saliva, para que, al poner los alimentos en su boca (en general, voluntariamente) disponga de suficiente líquido para facilitar el proceso de la masticación.

Cuando los alimentos se han masticado suficientemente para formar un bolo blando, su lengua los envía a la parte trasera de la boca, hacia la parte superior del tubo que conduce a su estómago. Esta parte de su garganta se llama faringe (lo que vemos al fondo de la boca por detrás de la úvula o "campanilla"cuando la abrimos totalmente). Esta parte del proceso de la deglución  es voluntaria.

Una vez que el bolo de alimentos alcanza la faringe, el proceso de deglución se convierte en automático. Su laringe se cierra para evitar que los alimentos o los líquidos se introduzcan en las vías respiratorias y los pulmones, y para hacer posible que el bolo de alimentos continúe descendiendo por esófago.

Su esófago, que es un tubo de paredes musculares que se contraen automáticamente, impulsa los alimentos hacia abajo, hacia el estómago.

Si tiene dificultades al tragar, el problema puede encontrarse en una o varias de estas cuatro fases. Las dificultades encontradas en cada fase ocasionan diferentes síntomas y problemas.

 

Para mayor información sobre los trastornos de deglución o disfagia contáctenos para resolver sus dudas y ayudarle en el tratamiento.

 

http://www.dysphagiaonline.com/es/paginas/01_what_is_dysphagia.aspx

http://www.vitalstimtherapy.com/provider_search/index.aspx?z=&r=5&page=1&countryid=141